Fórmula para una fotografía (de calle): espera a que se olviden de ti

Escrito por 6 Permalink
Un grupo de personas charla en unas escaleras en Sicilia.

1/60 f/11 ISO 800

Si hay algo que me ha atrapado de la Fotografía de calle es inmortalizar momentos protagonizados por gente que no conozco, me apasiona registrar sus gestos y sus interacciones sin que mi presencia influya en su comportamiento, para que quien ve mis imágenes pueda imaginarse que está allí, justo en el mismo sitio que yo cuando pulso el botón de disparo de mi cámara.

Creo que es en parte es consecuencia de mi curiosidad, pero también de algo que mi padre repite a menudo: “nunca sabes qué vida hay detrás de las personas con las que te cruzas”. Bien pensado quizás mi curiosidad sobre los otros también se deba, en parte, a esa frase.

Así que cuando salgo a la calle con la cámara me fijo en el entorno, claro, pero sobre todo busco individuos que me sugieran cosas. Es una forma de preguntarme por esas historias de las que habla mi padre.

Siempre me ha costado (y todavía me cuesta) dirigir mi cámara hacia desconocidos. Y eso que tengo muy clara mi postura ética en Fotografía de calle, así como las leyes y derechos que nos afectan.

Pero no tengo más remedio que hacerlo; al fin y al cabo quiero atrapar la vida tal y como sucede y a menudo ésta está protagonizada por otros.

La imagen

Ajustes de cámara y técnica

Esta foto fue hecha con una Fujifilm X100S, mi vieja compañera de andanzas de la que ahora me deshago para quedarme solo con un cuerpo, tal y como te cuento en la última entrada titulada cómo acertar al comprar una cámara nueva.

Como probablemente ya sabes, la X100S tiene una longitud focal constante de 35mm (nunca me cansaré de recomendarte que pruebes a fotografiar con un objetivo fijo). Esa focal, además de ser un clásico en Fotografía de calle, tiene ventajas cuando se trata de conseguir una profundidad de campo amplia ya que esta es mayor cuanto menor es la longitud focal.

Como consecuencia, no hace falta ser muy exigente al escoger la zona de la escena sobre la que se enfoca, especialmente si no estás cerca (la profundidad de campo es menor cuanto más cerca estás de aquello que enfocas).

Así que con mi cámara fijada en modo prioridad a la apertura y un diafragma relativamente pequeño (mis ajustes por defecto para Fotografía de calle) sabía que a poco que enfocase sobre el centro de mi campo de visión todo iba a quedar en foco.

Ajusté el ISO para que la velocidad de obturación no cayese tanto como para que las personas apareciesen movidas. Con ISO 800 y f/11 el tiempo de exposición elegido por la cámara para las condiciones de luz existentes fue 1/60 de segundo.

Composición

Como te digo ahí arriba, me gusta fotografiar a la gente de manera que en mis fotos no se perciba mi presencia y sin influir en lo que sucede frente al objetivo.

Si buscas el mismo efecto tienes que saber que para solo hay dos maneras de conseguirlo:

  1. Que las personas a las que vas a inmortalizar se sientan lo suficientemente cómodas en tu presencia como para que se despreocupen.
  2. Que no sepan que las estás fotografiando.

Puedes optar por una de las dos vías según tu personalidad y tus habilidades o en función de las circunstancias. Por cierto, en ninguno de los dos caso te aconsejo esconder la cámara, es una receta infalible para que la gente se sienta amenazada.

Si por ejemplo estás en un espacio abierto, relativamente cerca de los personajes y no hay nadie más por allí, lo mejor es que te tomes el tiempo necesario para que nadie se fije en ti y en lo que haces.

Opté por esta vía cuando me encontraba fotografiando en las famosas escaleras de Santa María del Monte en Caltagirone, Sicilia.

Esas tres personas sentadas más o menos a la mitad de sus 142 escalones mantenían una conversación muy animada. Me llamaron poderosamente la atención por los colores de sus ropas que destacaban frente a las paredes ocre, y porque estas últimas los enmarcaban mientras las escalones dirigían la vista hacia ellos.

Así que opté por hacer lo contrario de lo que hacía la mayoría de la gente (subir las escaleras sin apenas detenerse más que para fotografiar hacia arriba o hacia abajo, mostrando la escalera al completo), y me senté un rato. Creo que no había pasado ni un minuto y ya se habían olvidado de mi.

Entonces me giré lentamente hacia ellos, procurando no llamar su atención, e hice un par de disparos. Aquí los tienes, tal y como salieron de cámara (solo los he convertido a JPEG).

Finalmente opté por el primero por que me encanta que la mujer más joven mire fuera del encuadre, “justificando” y “rellenando” así el espacio a la derecha de la mujer de rosa, aunque prefiero el gesto de la anciana en la segunda imagen.


¿Cuál escogerías tú y por qué? ¿Cómo te enfrentas tú al momento de fotografiar en la calle a gente a la que no conoces? ¿Te resulta violento? ¿Qué haces para sentirte cómodo? Cuéntanos a través de los comentarios.

Si te ha gustado la entrada, no dejes de compartirla con tus amigos y conocidos. Gracias!

QUIERES SEGUIR APRENDIENDO?

  • SEVILLA, 5 Y 6/05/2018: Taller “Fotografía la Ciudad” (INSCRIPCIÓN ABIERTA).
  • BILBAO 19 Y 20/05/2018: Taller “Fotografía la Ciudad” (INSCRIPCIÓN ABIERTA).
  • BERLÍN, 8 a 10/06/2018:  Taller “Fotografía la Ciudad” (50% DE PLAZAS CUBIERTAS). Contrata sólo el taller o también viaje y alojamiento.
  • SAN PETERSBURGO, 28 a 30/09/2018:  Taller “Fotografía la Ciudad” (INSCRIPCIÓN ABIERTA). Contrata sólo el taller o también viaje y alojamiento.

Envíame un correo electrónico para ampliar los detalles o para reservar tu plaza (están limitadas a un pequeño grupo en cada fecha).

6 Comments

Cuéntame, qué piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *