Grandes consejos de Fotografía de calle por Tony Ray-Jones

Escrito por 8 Permalink
Fotografía de calle de Tony Ray-Jones: concurso de belleza.

Fotografía © Tony Ray-Jones

Hace unos días compartía contigo una fotografía de calle de Tony Ray-Jones, explicando cómo había sido construida y por qué funciona como lo hace. Entonces te dije que pronto te contaría más cosas de ese autor, uno de los más influyentes y desconocidos del género de la Street Photography y que murió demasiado pronto (con sólo 31 años).

En una vida tan corta, a Tony Ray-Jones le dio tiempo de influir a gente de la talla de Martin Parr, que a menudo lo cita como su mayor referente, algo que se nota muchísimo por ejemplo en su libro Los Inconformistas.

Ray-Jones hacía continuas anotaciones sobre su trabajo, lo que demuestra hasta qué punto estaba comprometido con mejorar su estilo; llenaba diarios y cuadernos y a menudo preparaba guiones cuando iba a fotografiar un determinado evento, para predisponerse a buscar determinadas imágenes o, al menos, para estar lo más preparado posible.

Por eso además de sus magníficas imágenes, una de las contribuciones más importantes de este fotógrafo británico es una lista con consejos de Fotografía de calle. Aunque en realidad la había escrito para sí mismo con la intención de ceñirse lo más posible a unas normas que nacían directamente de su experiencia en las calles, ese listado con 13 puntos es una gran guía tanto para quien quiere acercarse a esta disciplina como para quien ya tiene un cierto bagaje y quiera elaborar un manifiesto propio para desarrollar un estilo personal y coherente.

Las reglas de la Fotografía de calle de Tony Ray-Jones

Estos son los 13 puntos que constituyen una suerte de manifiesto de Fotografía de calle del británico:

  1. Ser más agresivo
  2. Participar más (hablar con la gente)
  3. Quedarse con el sujeto (ser paciente)
  4. Tomar fotografías más simples
  5. Ver si todo lo que aparece en el fondo está relacionado con el tema
  6. Variar más las composiciones y los ángulos
  7. Ser más consciente de la composición
  8. No hacer fotos aburridas
  9. Acercarse más (utilizar un objetivo de 50mm)
  10. No mover la cámara (disparar a 1/250 de segundo o más)
  11. No disparar demasiado
  12. Que no esté todo al nivel del ojo
  13. Nada de media distancia

A continuación me detendré en cada punto para tratar de explicarme (y a la vez explicarte) qué perseguía con ellos. Ten en cuenta que se trata de una interpretación subjetiva basada en su estilo y sus imágenes.

1. Ser más agresivo

Si ves las fotografías de Tony Ray-Jones puedes comprobar que su estilo no tiene nada que ver con, por ejemplo, el de Bruce Gilden, famoso por su forma de abordar a la gente en la calle a muy pocos centímetros y disparar un flash que los ilumina dramáticamente, a menudo consiguiendo gestos de sorpresa, cuando no directamente de miedo. De todas formas, siendo justos, hay que recordar que Gilden ha hecho y sigue haciendo trabajos con un planteamiento muy distinto (como el que hizo inmerso en el mundo de los Yakuza o su último proyecto de retratos).

A la luz de las imágenes de Ray-Jones probablemente la agresividad a la que se refiere no tiene nada que ver con ese tipo de actitud casi de enfrentamiento sino a una manera de entender la Fotografía de calle en la que, a través de las imágenes, descubrimos algo más que el mero aspecto de las cosas y las personas. Porque las fotos de Ray-Jones generan en el espectador una reacción que puede ir de la extrañeza, a la risa o a la sorpresa… Pero nunca dejan indiferentes.

Aquí el término agresividad suena mucho más a una búsqueda de lo interesante y/o lo significativo, a no quedarse en la superficie.

Enseñanza

Ve más allá de lo obvio, si para eso tienes que dar un paso al frente hazlo. Si bien una foto no lo justifica todo hay que estar dispuesto a hacer algo más para que transmita algo más. Eso empieza por mirar de una manera más consciente, superando el nivel de información obvia para leer entre líneas.

2. Participar más (hablar con la gente)

Aunque la esencia de la Fotografía de calle es crear imágenes que atrapen la vida tal y como sucede, sin que el fotógrafo dirija la escena o modifique los elementos que la componen, eso no implica que no pueda haber interacción con los personajes.

De hecho, a menudo hablar con la gente es una de las mejores maneras no sólo de comprender el lugar y sus particularidades, sino también de obtener información de primera mano: dónde están los sitios más y menos transitados o los más interesantes, qué sucede, dónde, a qué hora y por qué, etc. Todo eso es información muy valiosa que puede suponer la diferencia para conseguir estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Enseñanza

Busca un equilibrio entre permanecer discreto e interactuar cuando eso pueda llevarte a situaciones más propicias, aprovéchate de la información que los otros pueden facilitarte y crea un clima lo más cómodo posible para todos, de forma que puedan suceder cosas interesantes.

3. Quedarse con el sujeto (ser paciente)

Si eres igual que yo no te sobrará paciencia. Soy consciente de que ese es uno de los motivos por los que la Fotografía de calle me atrae tanto; aunque no deje de moverme puedo presenciar muchas escenas diferentes en muy poco tiempo y además no necesito desplazarte durante horas para llegar a un escenario que me atraiga desde el punto de vista fotográfico (como puede pasar, por ejemplo, en fotografía de paisaje).

Pero eso no quiere decir que la paciencia no sea una herramienta importante a la hora de fotografiar en la calle, sobre todo si, como parece insinuar este punto de la lista de Tony Ray-Jones, encuentras un sujeto interesante.

Si tu intuición (recuerda que a menudo es lo mejor que tienes para tomar decisiones) te dice que allí hay potencial para una buena imagen debes confiar en ella. Eso significa quedarse un rato más si la situación no se desarrolla como esperas a las primeras de cambio. Además permanecer un tiempo con la actitud adecuada hará que tarde o temprano los otros dejen de prestarte atención, te volverás virtualmente invisible y eso se notará en tus imágenes.

Fotografía de calle de Tony Ray-Jones: niñas disfrazadas.

Fotografía © Tony Ray-Jones

Enseñanza

Si algo dentro de ti te dice que ahí podrías conseguir una buena fotografía no dejes que la impaciencia te lleve a otro lugar. Márchate sólo cuando estés convencido de que a no hay nada que capturar.

4. Tomar fotografías más simples

A veces conseguir lo más simple es a la vez lo más complicado, sobre todo en un contexto como la calle en el que no dejan de suceder cosas y donde, además, hay muchos elementos pensados para atraer nuestra atención (carteles, señales, luces, escaparates…).

En un entorno como ese hacer fotos que se lean (visualmente) de manera casi instantánea es todo un desafío tanto técnico como compositivo, pero a la vez cuando se consigue el mensaje es mucho más directo, más claro y evidente.

Enseñanza

Trata de abstraerte del caos en que a veces se convierte la calle, aísla partes de la escena que resulten visualmente interesantes y fáciles de leer y olvida todo lo demás. No trates de abarcarlo todo, sino de preservar lo que vale la pena.

5. Ver si todo lo que aparece en el fondo está relacionado con el tema

Normalmente fotografiamos un sujeto frente a un fondo, y a no ser que prestemos atención a este último corremos el riesgo de que eche a perder el resultado. Porque como te decía al hablar de la enorme importancia del fondo en tus fotos, si aquel no contribuye a que la historia de tus imágenes funcione, al menos tienes que intentar que no distraiga.

Ray-Jones nos recuerda que hay que mantener siempre un ojo en el fondo y seleccionarlo en función de su relación con el sujeto (lo que él llama tema), ya que un fondo en consonancia refuerza el mensaje que pretendemos transmitir.

Si por el contrario hay algo interesante sucediendo en primer plano y lo que pasa por detrás no tiene nada que ver o es en sí mismo interesante pero sin relación con el tema, sólo conseguiremos dividir la atención del espectador y transmitir un mensaje confuso (eso está bien si quieres aprovecharte del contraste, por ejemplo, pero no si quieres trasladar otro tipo de sensaciones).

Enseñanza

No te fijes sólo en lo que te llama la atención, antes de disparar dedica unos segundos a valorar el fondo, si puedes mejorarlo hazlo, el resultado cambiará por completo.

6. Variar más las composiciones y los ángulos

Estamos demasiado acostumbrados a ver las fotografías desde el mismo punto de vista con el que miramos a las cosas y a las personas. A la vez nos hemos acostumbrado a una serie de “reglas” de composición que dictan dónde (se supone que) tenemos que colocar los elementos de nuestras imágenes (ya sabes, la regla de los tercios, la de la mirada y demás…). Combinar esos dos factores nos hace partir desde un punto demasiado reconocible en el que cada vez hay menos margen para la sorpresa…

Ray-Jones nos recuerda que no hay por qué hacer lo que se espera de nosotros y que las posibilidades son enormes, si no infinitas. Sí, ya sé que se han hecho millones de fotografías hasta ahora, pero de esos millones de imágenes, ¿cuántas se han construido de forma previsible? Probablemente la mayoría. Así que sigue habiendo margen para crear, sobre todo si recordamos que no estamos obligados a nada.

Enseñanza

Antes de pulsar el botón de disparo pregúntate si has compuesto la imagen así porque es lo que te sugiere, o si por el contrario estás aplicando una receta que ya has visto antes.

7. Ser más consciente de la composición

Para empezar a fotografiar de una manera diferente hay que empezar por mirar de una forma diferente. Eso significa que no basta con ser consciente de qué tenemos frente al objetivo de nuestra cámara, sino que hay que ir más allá y ver cómo se disponen las cosas y las personas.

Puedes conseguir una fotografía interesante porque lo que has registrado en el sensor es interesante (una persona con un gesto sugerente, una mancha de color que destaca de entre todo lo demás…), pero siempre deberías tratar de añadir un grado de interés más, componiendo la imagen con una intención visual. De hecho, a base de composición podemos lograr una foto interesante aunque aquello que fotografiemos no lo sea…

Enseñanza

No te quedes en la lectura obvia (un coche, un paso de cebra, una persona parada en la calle…) y mira con la intención de descubrir el aspecto de las cosas (un coche puede ser una mancha de color rojo, un paso de cebra es en realidad un conjunto de líneas blancas, una persona de pie puede funcionar como una línea…). Al fin y al cabo se trata de conseguir imágenes visualmente interesantes, para lo cual no hace falta que el contenido lo sea.

Fotografía de calle de Tony Ray-Jones: hombres y caravana.

Fotografía © Tony Ray-Jones

8. No hacer fotos aburridas

Este consejo se lo he oído también al gran Martin Parr, y probablemente sea otra muestra de la influencia de Ray-Jones en su forma de ver la Fotografía.

Es tan obvio que he sentido la tentación de no explicarlo, pero merece la pena hacerlo, sobre todo en un tiempo como el actual, en el que a lo largo del día vemos tantas imágenes y tan pocas realmente interesantes. Y porque, qué diablos, yo también hago demasiadas fotos aburridas.

Todos hemos integrado la fotografía en nuestra vida, llevamos permanentemente un móvil con cámara en el bolsillo y eso ha causado que la imagen se haya convertido en una herramienta para hacer cosas que antes sólo hacíamos a través del habla o del texto. A eso también ha contribuido el hecho de que basta un clic para tener una foto.

Pero una foto interesante es otra cosa.

No voy a tratar de convencerte de que cada vez que pulsas el botón de disparo tienes que tratar de hacer una imagen magnífica, pero sí creo que cuando fotografías con intención visual el primer objetivo a conseguir debería ser que la fotografía no resulte aburrida, que no sea previsible, que no tengamos la sensación de haber visto la misma foto hecha por otra persona…

Enseñanza

Exígete un poco más, si esa foto es algo más que un simple testimonio o una evidencia, si con ella quieres transmitir algo, asegúrate de que aporta interés y que no estás perpetuando un cliché.

9. Acercarse más (utilizar un objetivo de 50mm)

Hay pocas formas tan efectivas para conseguir una imagen con fuerza como llenar el encuadre con aquello que queremos destacar. Como ya sabrás eso puede hacerse a base de emplear una determinada longitud focal; basta con hacer zoom en tu cámara para que los objetos y las personas ocupen más espacio en tus imágenes.

Pero emplear una longitud focal larga para llenar el encuadre hace que tus fotos transmitan sensación de alejamiento y quien las ve siente que lo está haciendo desde la seguridad que da la distancia.

La buena noticia es que hay otra forma de llenar el encuadre consiguiendo de paso que tu espectador se sienta dentro de la escena, como si hubiese estado allí, como si estuviese allí ahora. Consiste en hacer todo lo contrario: elige una longitud focal normal o corta (50 mm o de ahí para abajo) y acércate lo suficiente para llenar el visor con los sujetos.

Enseñanza

Si hay algo o alguien que quieras destacar y si quieres transmitir toda la intensidad que sientes al presenciar esa situación, plantéate siempre como primera opción acercarte lo más posible en lugar de aprovechar el zoom de tu cámara; las sensaciones que despertará esa fotografía serán completamente distintas.

10. No mover la cámara (disparar a 1/250 de segundo o más)

Si, como Ray-Jones, quieres extraer de una sucesión de eventos los momentos más significativos (y que a menudo no duran más que una pequeña fracción de segundo), registrando con todo lujo de detalles lo que pasa frente al objetivo en un lapso casi imperceptible de tiempo, tienes que seleccionar una velocidad de obturación lo suficientemente alta.

La referencia de 1/250 de segundo prácticamente te asegura que vas congelar el movimiento de la gente por muy rápido que se muevan y por muy cerca que estén de la cámara. Ten en cuenta que a la vez es un tiempo de exposición tan escaso que, a no ser que las condiciones de iluminación sean excelentes, te obligará a emplear una apertura de diafragma bastante grande y/o una sensibilidad (ISO) alta.

Enseñanza

Aunque este punto recoge las preferencias de Tony Ray-Jones podemos extraer una conclusión mucho más general: encuentra los ajustes que te permiten estar preparado para obtener el tipo de fotos que quieres lograr y parte de ellos por defecto. Echa un vistazo a mis ajustes para Fotografía de calle, quizás te resulten de ayuda como punto de partida.

11. No disparar demasiado

Con la fotografía digital todos nos hemos vuelto un poco perezosos, no en el sentido de fotografiar poco sino todo lo contrario: disparamos a diestro y siniestro a sabiendas de que en la tarjeta de memoria caben cientos, quizás miles de fotografías, y pensando aquello de que “alguna habrá que se salve”.

Pero fotografiar es decidir, significa escoger aquello que vale la pena fotografiar, escoger cómo hacerlo y finalmente discernir cuál es la imagen que funciona (si es que alguna lo hace). Y todo eso tiene más posibilidades de dar un resultado interesante si somos exigentes en cada punto de proceso: a la hora de editar quédate sólo con las fotos que realmente sean interesantes, a la hora de fotografiar descarta todo aquello que no aporta nada a la imagen que buscas, y a la hora de disparar hazlo sólo cuando haya algo que realmente valga la pena.

Enseñanza

No dispares 50 veces confiando en que después sabrás cuál es la captura que debes conservar, es mucho mejor disparar sólo 3 veces con intención (y que la elección entre esas tres imágenes sea complicada) que hacerlo 50 y no tener nada interesante sobre lo que decidir.

Fotografía de calle de Tony Ray-Jones: pensionistas en Brighton.

Fotografía © Tony Ray-Jones

12. Que no esté todo al nivel del ojo

Nuestro campo visual es horizontal, así que normalmente tendemos a fotografiar en formato apaisado, eso hace que a menudo nuestros sujetos ocupen una (previsible) media altura dentro del encuadre; al fin y al cabo cuando miramos algo lo colocamos en el centro de nuestro campo visual.

Pero nuestras fotos, aún aquellas que mostramos en horizontal, siguen teniendo dos dimensiones: ancho y alto. De modo que no debemos preocuparnos sólo de llenarlas de izquierda a derecha sino también de arriba a abajo. De esa manera construiremos imágenes que de nuevo desafían lo que estamos acostumbrados a ver, y eso siempre resulta interesante.

Enseñanza

De tanto en tanto prueba a colocar el centro de interés de tus fotografías donde no esperamos encontrarlo. Haznos mirar una segunda vez esas imágenes, sorpréndenos.

13. Nada de media distancia

Te decía que llenar el encuadre acercándote al sujeto es una de las formas más efectivas de construir una imagen potente, pero la verdad es que a veces también tiene sentido mostrar el espacio alrededor.

Cuando deliberadamente dejas aire en torno a los protagonistas de tus fotos el espectador va a preguntarse por qué, y seguramente acabe llegando a la conclusión de que ese espacio forma parte de la historia que le estás contando (¿Lo habrá dejado para que conozca el contexto del personaje? ¿Para que me transmita una sensación de soledad o aislamiento?).

Si primas el sujeto (llenando el encuadre) haces que sea absoluto protagonista, si lo muestras en medio de un espacio amplio éste también se convierte en parte del reparto. Pero si te quedas a medias, si quieres que el sujeto o la acción sea lo más relevante pero no logras que predomine en la imagen, o si quieres que el espacio contribuya pero no tiene el suficiente peso en el encuadre, esto es, si disparas desde una aburrida (y cómoda) media distancia… ¿Qué nos estás contando? ¿A qué le tenemos que dar más importancia y por qué?

Enseñanza

Decide qué quieres que destaque en tu imagen y decide en consecuencia: si el contexto aporta haz que se cuele en la imagen de una manera evidente, si por el contrario no suma llena el encuadre con el sujeto (si es posible acercándote). Inclínate por un extremo o por el otro, evita los (aburridos) términos medios.

Nota: he encontrado este listado en el libro Maestros de la Fotografía. Técnicas creativas de 100 grandes fotógrafos.


Más allá de si este manifiesto a cargo de Tony Ray-Jones encaja con tu forma de ver y disfrutar de la Fotografía de calle, crear un listado con aquellos aspectos que pueden ayudarte a desarrollar un estilo coherente es una gran idea. Puedes partir de esos 13 puntos o hacer tu propia visión desde cero, lo importante es tener un marco que te permita saber a qué atenerte cuando fotografíes, que además puede (¿debe?) evolucionar con el tiempo.

¿Qué te parecen esos consejos de Street Photography a cargo de Ray-Jones? ¿Hay alguno que destacarías de entre el resto? ¿Más de uno? ¿Por qué? ¿Tienes tu propio listado de “normas” que tratas de seguir? Cuéntame a través de los comentarios, me encantará saber qué piensas. Si esta entrada te ha parecido interesante, compártela en tus redes (gracias)!

¿QUIERES SEGUIR APRENDIENDO FOTOGRAFÍA?

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30/09 y 01/10/2017: 11º Taller “Fotografía la Ciudad”(50% COMPLETO).
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14/10/2017: 34º Taller de Iniciación a la Fotografía “Más allá del Modo Auto” (SÓLO 5 PLAZAS LIBRES).
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15/10/2017: 22º Taller de Composición y Lenguaje Visual “Un Fotografía, una Historia”(ÚLTIMAS 2 PLAZAS!).
  • ELORRIO Y BILBAO, 21 y 22/10/2017: 12º Taller “Fotografía la Ciudad” (COMPLETO, en colaboración con Elorriophoto).
  • VALENCIA, 28 y 29/10/2017: 13º Taller “Fotografía la Ciudad” (ÚLTIMAS PLAZAS! Con Revelarte, contacta por correo electrónico para conocer los detalles).
  • ROMA, 17 a 19/11/2017: 14º Taller “Fotografía la Ciudad” (contrata sólo el taller y viaja por tu cuenta o consulta la oferta de vuelo y alojamiento).
  • LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25/11/2017: 35º Taller de Iniciación a la Fotografía “Más allá del Modo Auto”.
  • LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 26/11/2017: 23º Taller de Composición y Lenguaje Visual “Un Fotografía, una Historia” (50% COMPLETO).

NO TE PIERDAS NADA!
Únete a los suscriptores del blog para estar al tanto de todos los contenidos y novedades. No te preocupes por el Spam, lo odio tanto como tú...

8 Comments
  • Iván AM
    junio 1, 2017

    Que gran artículo Jota. Te hago la ola .
    Creo que me lo leeré un par de veces más porque de verdad merece la pena exprimirlo a tope. Mucha y muy buena información para salir a afotar a la calle! Chute de motivación ;-)
    En cuanto a Ray-Jones, que no lo conocía, sorprende como hace que lo difícil parezca tan fácil y natural… Genialidad para llenar el encuadre.
    Gracias y felicidades.

    • Jota Barros
      junio 1, 2017

      Hola Iván! :)

      Muchísimas gracias por tu comentario, la verdad es que no había previsto escribir una entrada tan extensa, pero a medida que me iba metiendo y metiendo en cada uno de los puntos me di cuenta que ahí había mucha materia prima… Me alegra haberte descubierto a Ray-Jones, como tú bien dices, sabía hacer que lo difícil pareciese fácil. Qué meritorio eh?

      Un abrazo y de nuevo gracias!

      Jota.

  • Frankie
    junio 3, 2017

    Jota,
    Esta entrada es una simple muestra de porqué a los que nos gusta la fotografía de calle nos vemos obligados a pasar por aquí 3 o 4 veces por semana para ver qué hay de nuevo.

    Un blog con 4 ejes que se entrelazan para dar dinamismo, manteniendo la atención y la (vaya si no) expectacion.

    Y todo esto con mucho profesionalismo y un exquisito criterio de selección!

    Bravo y Gracias!!!

    • Jota Barros
      junio 5, 2017

      Hola Frankie!

      Muchísimas gracias por esas amabilísimas palabras. Me halaga que te guste mi trabajo. Un verdadero honor.
      Saludos y gracias de nuevo, de corazón.

      Jota

  • Lluís
    junio 4, 2017

    Como siempre muy interesante. No conocia a este fotografo la verdad y va directo a favoritos. Merci. :)

    • Jota Barros
      junio 5, 2017

      Hola Lluís! :)

      Gracias por pasarte y comentar, siempre me gusta saber y leer de ti. Ray-Jones es aún relativamente desconocido, pero hay mucho y muy bueno ahí (aunque se nos fuese muy pronto).

      Saludos y un abrazo!

      Jota.

  • Marcos Ferreiro
    junio 6, 2017

    Fantástica entrada, Jota. Como bien dicen, otro que no perdona la visita periódica a este blog.

    Aperta.

    • Jota Barros
      junio 6, 2017

      Hola compañero.

      Gracias por tus amables palabras, siempre es un placer saber de ti. Abrazo Marcos!

      Jota.

Cuéntame, qué piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *