La importancia (y dificultad) de alejarte de tus fotos.

Escrito por 14 Permalink

Es un hecho que el espectador que contempla una foto tuya no recuerda lo que tú al verla (a no ser, claro, que estuviese contigo en el momento de hacerla); cuando la mira sólo la juzga por lo que ve en ella, únicamente cuenta con la información que has dejado dentro del encuadre.

Fotografía: autorretrato con la sombra al atardecer.

Dicho de otra manera, todo lo que se quedó fuera del marco no existe

para él (o ella), aunque sí que puede pesar en tu valoración de la imagen. Por eso es tan importante (intentar) juzgar tus fotografías de la manera más objetiva posible. No es nada fácil, pero hay algunos trucos que pueden ayudarte…

Desvincula emocionalmente

Aunque tu imagen hable de  sentimientos deberías valorarla en base a su capacidad para despertarlos en los demás, no en ti, por muy intensas que fueran tus sensaciones. Las dificultades que tuviste para convencer a aquella persona de que se dejase retratar, o lo nervioso que estabas intentando ajustar los valores más adecuados mientras disimulabas para que no se te notase son datos que sólo manejas tú (que los aportes en un texto puede ser muy interesante pero no va a mejorar la fotografía). Lo más importante al final es el retrato que conseguiste.

Piensa en tu imagen en términos de composición y contenido; eso es todo lo que la conforma. Si esos ingredientes se combinan adecuadamente y transmiten lo que pretendías, enhorabuena, estás en el buen camino.

Olvida las circunstancias y el antes y después

Recuerda: lo que se quedó fuera del marco no existe para quien ve tu imagen. De la misma manera que deberías evaluar tus fotografías sin tener en cuenta los sentimientos que generan en ti (sino pensando en los que puede crear en quien las ve), tienes que valorarlas independientemente de las circunstancias que rodeaban el momento de la toma y que se quedaron fuera. Si no has captado ese ambiente festivo, o no tenías suficiente espacio o el equipo adecuado para incluir el entorno no juzgues tus imágenes pensando en ellos. Lo mismo pasa con lo que sucedía justo antes y lo que pasó justo después, tu fotografía es ese preciso instante que apenas duró una fracción de segundo, y sólo ese.

Deja que tus imágenes reposen

Al seleccionar tus imágenes inmediatamente después de capturarlas las sensaciones estarán aún muy frescas y es fácil que eso te condicione, para bien o para mal. Si has llegado a casa convencido de que no traes nada interesante en la tarjeta, podrías descartar alguna buena fotografía. Y al revés, claro.

Así que, si puedes hacerlo, vale la pena que te plantees descargar la tarjeta cuanto antes (para asegurar que tus fotos están a salvo) pero escoger las mejores capturas y descartar las peores pasado un tiempo.

No edites cientos de fotos de un tirón

Cuando te pongas a seleccionar fotos intenta hacerlo sin llegar a saturarte. Es relativamente fácil que tu tarjeta contenga cientos de imágenes de un determinado evento, y muchas podrían ser prácticamente idénticas. Siempre que puedas, intenta hacerlo por partes, si te pasas dos horas viendo instantáneas no esperes que tu criterio se mantenga intacto durante todo ese tiempo…

Así pues

Es normal que al ver nuestras propias fotos vengan acompañadas de sentimientos y sensaciones, al fin y al cabo pulsamos el botón porque consideramos que frente a nuestra cámara hay algo o alguien o está sucediendo algo que merece ser fotografiado, por el motivo que sea.

No obstante, si aspiramos a despertar algo en quien contemple nuestras imágenes tenemos que olvidar lo que suponen para nosotros, y escogerlas aplicando criterios más objetivos y exigentes que si se trata meramente de recuerdos.

¿No te parece? Tú dirás…

¿Te gusta este blog? Si te apetece recibir un correo electrónico avisándote de cada nueva entrada, sólo tienes que dejar tu dirección en la casilla de la derecha… Gracias! :)

¿QUIERES SEGUIR APRENDIENDO FOTOGRAFÍA?

Si te gusta la Fotografía, si quieres crecer como fotógrafo y compartir experiencias con otros apasionados únete a uno de mis cursos. Es tu oportunidad de profundizar en todos los pasos del proceso fotográfico: técnica, composición, edición y procesado de imágenes en tu ordenador. Todos los talleres incluyen el análisis de tus propias imágenes para que aprendas con y de ellas.

Convocatorias abiertas (envíame un correo para ampliar información o reservar tu plaza, son limitadas):

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29/04/2017: Iniciación a la Fotografía “Más Allá del Modo Auto”. (COMPLETO).
  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30/04/2017: Revelado Digital de Imágenes “Saca Brillo a tus Fotos con Lightroom”. (COMPLETO).
  • VALENCIA, 20/05/2017: Iniciación a la Fotografía “Más Allá del Modo Auto”.
  • VALENCIA, 21/05/2017: Composición y Lenguaje Visual “Una Fotografía Una Historia”.
  • MADRID, 27/05/2017: Iniciación a la Fotografía “Más Allá del Modo Auto”.
  • MADRID, 28/05/2017: Composición y Lenguaje Visual “Una Fotografía Una Historia”.
  • OURENSE, 3 y 4/06/2017: “Fotografía la Ciudad”.
  • LONDRES, 9, 10 y 11/06/2017:  “Fotografía la Ciudad” (6 ÚLTIMAS PLAZAS, amplía información y reserva tu plaza aquí).
  • OPORTO, 16 Y 17/09/2017: “Fotografía la Ciudad”.
NO TE PIERDAS NADA!
Únete a los suscriptores del blog para estar al tanto de todos los contenidos y novedades. No te preocupes por el Spam, lo odio tanto como tú…



14 Comments
  • Carlos GF - fotografía
    Marzo 9, 2014

    Buenos consejos. Típico de lo que dices es la foto que cuando la vemos recordamos el calor que hacía ese día, pero que nadie va a apreciar si no hay nada en la foto que lo represente. Saludos.

    • jotaemebede
      Marzo 9, 2014

      Gracias Carlos.

      Es exactamente como dices, a veces recordamos cosas que no tienen por qué verse reflejadas en nuestras imágenes, sin duda el calor es un buen ejemplo.

      Saludos!

      Jota.

  • Marcos Ferreiro
    Marzo 10, 2014

    Creo que ahí está el éxito de una foto, que el espectador sienta lo mismo que el fotógrafo sin haber estado allí. Y no es menos cierto que si dejas pasar un tiempo antes de procesar una sesión de fotos, verás las fotos de otra forma. Yo incluso reviso las fotos en varias ocasiones, ya que no me siento igual de perceptivo todos los días y el revisionado puede revelar otros puntos de vista interesantes.

    Muy acertado en todo lo que dices.
    Saludos.

    • jotaemebede
      Marzo 10, 2014

      Gracias Marcos.

      Lo de ver las fotos en momentos distintos y separados en el tiempo me parece muy interesante. Lo cierto es que yo hago una única selección (ahora no inmediatamente después de capturar las fotos, ese era un error que solía cometer antes, que he solucionado duplicando el número de tarjetas) y a veces es cierto que me sorprendo al descubrir entre las “buenas” algunas imágenes que pasado un tiempo no me dicen nada, al revés no suele suceder.

      Muy agradecido por que compartas tu punto de vista. Aperta.

      Jota.

      • Marcos Ferreiro
        Marzo 10, 2014

        Yo apenas borro imágenes, es más las reviso un montón de veces en días diferentes. Por ponerte un ejemplo, esa foto de las piernas que publiqué hace unos días no la vi así hasta una tercera o cuarta revisión.
        Saludos.

        • jotaemebede
          Marzo 10, 2014

          Vaya. Interesante.
          Yo hay días que borro absolutamente todo lo que he hecho (a lo sumo guardo una copia a baja resolución, como “recuerdo” o incluso como aprendizaje).

          :)

          Jota.

          • Marcos Ferreiro
            Marzo 10, 2014

            ya, reconozco que a veces lo mejor que podría hacer es borrar todo, no te imaginas la cantidad de fotos que puedo llegar a tener. Es la contrapartida que tiene. Y a baja resolución si que no dejo nada. Si no las quiero en alta, mucho menos en baja.
            Saludos.

            • jotaemebede
              Marzo 10, 2014

              Es un tema muy personal, ya sabes. Yo prefiero guardarlas a máximo 1024 aunque tenga muchas (ocupan poco espacio) y dejar sólo en rae (cr2 o net) aquellas que (creo que) merecen que les dedique un tiempo de procesado. Aún así, probablemente tenga más de las convenientes, pero los “recuerdos” nunca sobran.

              Abrazo, Marcos.

              Jota.

  • Pau
    Marzo 17, 2014


    Interesante lectura. Gracias por los consejos, J.
    Me encantan esas fotos que te dejan “asombrada” :)

    • jotaemebede
      Marzo 17, 2014

      Me alegra que te guste. Mantener la capacidad de asombro se antoja un requisito indispensable para disfrutar, sea lo que sea. :)

      Bico. Jota.

  • Jorge Villalba
    Marzo 23, 2014

    Muy interesante la reflexión y las fotografías. Lo de editar las fotos por fases lo subscribo al 100% para no saturarse. Es que llega un momento que empezamos a construir sobre los construido, y perdemos la frescura de una edición más rápida y espontánea.

    • jotaemebede
      Marzo 23, 2014

      Muchas gracias, Jorge.

      Me da buen resultado editar (seleccionar) las imágenes siempre en dos tandas: en la primera marco y elimino las que están rematadamente mal (movidas, borrosas, mal de foco…), exporto las que quedan a baja resolución (como recuerdo y para aprender de ellas aunque no me satisfagan como para dedicarles tiempo de procesado), después, en una segunda pasada selecciono las que me gustan lo suficiente como para procesarlas (si es que hay alguna) y las salvo en resolución y formato originales (raw/cr2/nef). He descubierto que separando el proceso en dos partes mi coco funciona mejor. :)

      Un placer que te pases por aquí y que sigas este blog. Nos leemos.

      Jota.

  • José
    Febrero 8, 2016

    Estoy contigo. Cuando reviso carpetas al cabo de bastante tiempo me inflo de eliminar fotos, y debe ser porque se ha esfumado ya la emoción que me produjo al tomarla y sólo la examino como el valor que puede tener como fotografía.

    • Jota Barros
      Febrero 9, 2016

      Hola Jose. :)

      Es muy difícil examinar nuestras imágenes poniendo una distancia que nos permite valorarlas de manera más fría, a mí me sucede, y he empezado a dejarlas “marinar” antes de descargarlas, ahora muchas veces dejo que pase un tiempo en lugar de pasarlas al disco duro en cuanto llego a casa.

      Un abrazo grande.

      Jota.

Cuéntame, qué piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *