Excusas fotográficas (para no coger la cámara).

Escrito por 8 Permalink

Todos hemos recurrido alguna vez a excusas para no coger la cámara. Y es que aunque me apasiona la fotografía a veces me sorprendo pensando en motivos para no dedicarle el tiempo que merece.

Con el paso del tiempo he aprendido a reconocer esas excusas y a tener preparadas las respuestas que me ayudan a hacer oídos sordos y seguir adelante.

20121229_blog_004

La luz no es la adecuada. Es cierto, la fotografía es luz, y sin luz no hay fotografía. Pero quizás te has acostumbrado a hacer un determinado tipo de fotografía para la que se necesitan unas condiciones concretas. ¿Por qué no pruebas a experimentar, a sacar el trípode y alargar el tiempo de exposición, a emborronar el motivo? Arriesga y cambia, quizás por el camino descubras algo que te atrape.

Aquí nunca pasa nada. A todos nos encantan esas fotografías de lugares exóticos a miles de kilómetros, en los que da la sensación de que cualquier cosa que sucede puede ser capturada en una imagen admirable. Y sin embargo algunos de los mejores fotógrafos han conseguido elevar a la categoría de arte lo cotidiano, lo aparentemente anodino. Encontrar la belleza (o algún otro motivo igual de interesante) en aquello que nos rodea requiere una sensibilidad especial, entrenada a base de observar y ver más allá de lo obvio. Revisa la obra de Martin Parr

, por ejemplo, y verás de qué hablo.

No tengo el equipo adecuado. Cuando nos hemos hecho con un equipo perfectamente adaptado al tipo de fotografía que nos gusta es posible que la experimentación desaparezca, y eso porque muchas decisiones han sido tomadas de antemano (qué focal usar, qué aperturas, etc.). Intenta hacer esas fotografías para las que, a priori, no tienes el mejor equipo: retratos con lentes angulares (incluyendo el entorno además de a la persona retratada), paisajes con longitudes focales largas (aislando detalles del entorno en lugar de intentar abarcarlo por completo), etc. Sal de tu zona de confort y prueba cosas diferentes.

Hoy no tengo el día, no estoy inspirado. A veces, para recordar por qué te gusta algo lo mejor es, simplemente, hacerlo. Piénsalo. ¿Qué puede pasar? Quizás acabes dándote cuenta de que se trata sólo de una afición, algo que no te aporta nada más que un rato de diversión, o quizás te pase como a mí y recuerdes, a los pocos minutos, que eso es, ni más ni menos, lo que más te gusta hacer. En cualquiera de los dos casos, ¿no es mejor saberlo? A veces basta con volver a dedicarle tiempo aunque la motivación no esté a tope.

Me preocupa estropear la cámara. Estoy de acuerdo, claro, en que hay que cuidar el equipo, pero sin olvidar nunca que se trata de una herramienta, y que lo más importante es lo que haces con ella. La mejor cámara del mundo (si es que eso existe) no te vale de nada en un estante, perfectamente protegida de todo. Nunca sabes cuándo vas a cruzararte con la oportunidad de hacer una gran fotografía, una de esas con las que sueñas, lo que está claro es que llevar la cámara contigo aumenta (mucho) las posibilidades de conseguirlo…

Ya he fotografiado esto. Volver con la cámara a un sitio en el que ya has estado o a un evento que ya has visitado te da la oportunidad de hacer algo nuevo, de cambiar el enfoque. Te obliga a repensarlo. Puedes ojear lo que hiciste la vez anterior para tener una referencia y asegurarte de que haces algo diferente o no ver nada en absoluto para partir de cero, eso depende de ti. Te aconsejo la primera opción; podrás aprovechar mejor tu aprendizaje y evitarás repetir las mismas tomas, probablemente las más previsibles.

Estoy estancado. Cuando sientes que no mejoras o que incluso estás perdiendo habilidades es fácil entrar en una dinámica negativa en la que poco a poco te apetece cada vez menos hacer fotografías, porque ya no es tan reconfortante como lo era antes. Con el deporte pasa algo parecido. Lo que quiero decir es que si entrenas duro pero siempre haces los mismos ejercicios tus músculos se acostumbran a los gestos, al esfuerzo, y llega un momento en que ese entrenamiento ya no da resultados. Haz cosas distintas para ejercitar cosas distintas, siempre hay ámbitos en los que crecer. Si lo tuyo es la fotografía callejera, ve al bosque, si te gusta la fotografía de estudio, sal a la calle, coge un objetivo que casi nunca usas, etc. Cambia tu entrenamiento para desentumecer esos músculos que no trabajan tanto.

Y sobre todo, recuerda que la mejor manera de aumentar tus posibilidades de conseguir grandes imágenes es pasar mucho tiempo haciendo fotografías.

¿QUIERES SEGUIR APRENDIENDO FOTOGRAFÍA?

Si te gusta la Fotografía, si quieres crecer como fotógrafo y compartir experiencias con otros apasionados únete a uno de mis cursos. Es tu oportunidad de profundizar en todos los pasos del proceso fotográfico: técnica, composición, edición y procesado de imágenes en tu ordenador. Todos los talleres incluyen el análisis de tus propias imágenes para que aprendas con y de ellas.

Convocatorias abiertas (envíame un correo para ampliar información o reservar tu plaza, son limitadas):

  • OURENSE, 3 y 4/06/2017: “Fotografía la Ciudad” (ÚLTIMAS 2 PLAZAS).
  • LONDRES, 9, 10 y 11/06/2017:  “Fotografía la Ciudad” (ÚLTIMAS PLAZAS, amplía información y reserva tu plaza aquí).
  • STGO. COMPOSTELA, 24/06/2017: Iniciación a la Fotografía “Más Allá del Modo Auto” (NUEVA FECHA).
  • STGO. COMPOSTELA, 25/06/2017: Composición y Lenguaje Visual “Una Fotografía Una Historia” (COMPLETO).
  • OPORTO, 16 Y 17/09/2017: “Fotografía la Ciudad” (Precio especial hasta 31/07).
NO TE PIERDAS NADA!
Únete a los suscriptores del blog para estar al tanto de todos los contenidos y novedades. No te preocupes por el Spam, lo odio tanto como tú…



8 Comments
  • siurell
    Diciembre 30, 2012

    Mientras lo leía he pensado eso de ‘menos mal que no soy el único que a veces la da pereza’. A uno le satisface ver que somos unos cuantos a los que nos ocurre lo mismo.

    • jotaemebede
      Diciembre 30, 2012

      Me alegra que te hayas sentido acompañado… Ahora ya sabes qué contestarte para salir como un tiro a hacer fotos! ;)

      Gracias por pasarte por aquí.

      Jota.

  • Antonio J.
    Enero 3, 2013

    ¡Menos mal! Es agradable saber que no soy el único al que en ocasiones le “pesa” un montón levantar la cámara.

    • jotaemebede
      Enero 3, 2013

      Y seguro que te pasa como a mí, y cuando sucumbes a su atracción recuerdas por qué te gusta tanto llevarla de paseo. :)

      Un placer tenerte por aquí.

      Saludos. Jota.

  • Carlos Noceda Riva (@cnriva)
    Septiembre 5, 2013

    je,je lo has clavao!!!

    • jotaemebede
      Septiembre 5, 2013

      Será que las conozco de cerca, Carlos… ;)
      Gracias por pasar por aquí!

      Jota.

  • Ricardo martínez
    Marzo 4, 2017

    Me ha pasado. Luego intenté hacer contraluces a todo. Y ahora quiero aprender barridos. Siempre con pasión!!

    • Jota Barros
      Marzo 4, 2017

      Hola Ricardo! :) Gracias por ese aporte! Tienes razón, hay que alimentar la pasión por la Fotografía. Que no falte nunca! :)
      Saludos.

      Jota.

Cuéntame, qué piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *